WHAT'S NEW?
Loading...

7 errores comunes en el sexo



Para los hombres, la intimidad física con su pareja (frecuencia y calidad) son sinónimos de su virilidad. Cuando las cosas no marchan en el patrón de lo que creen que es correcto, buscan alternativas para darle ‘sazón’ a la cama. Pero en esa búsqueda de plenitud sexual se pueden cometer errores, más comunes y perjudiciales de lo que se puede creer.

1. Miedo a lo desconocido. Aunque usted no lo crea, en el 90% de los casos, a su pareja le gustaría probar algo nuevo, pero también se sienten incómodas o avergonzadas sobre el tema. Recuerde, lo nuevo no es necesariamente látigos, cadenas o a una tercera persona. Busquen juntos algo excitante y cómodo para ambos.

2. No entender el no. Si su amante está cansada o no tiene ánimos para sexo, intentar convencerla casi nunca funciona. Si quiere subir su libido, intente con besos profundos y apasionados. Si eso no funciona, no la presione y espere para otro día.

3. Al grano. Cuando se tiene una relación, se tiene a descuidar los juegos preliminares para comenzar a disfrutar de la penetración más pronto. La estimulación previa hace más intensa la experiencia. Besos y caricias durante más tiempo harán el acto más satisfactorio, así que tómelo con calma.

4. Sustitutos. Cuando el sexo atraviesa una mala temporada, muchas parejas creen que un video, un poco de plástico o una cosita vibrante disparará instantáneamente las cosas, pero estas fuentes externas pueden hacer que el sexo se vuelva rápidamente menos satisfactorio. Úsenlos como un condimento, pero no como el plato principal.

5. Reto: orgasmo. Los hombres suelen sentirse ‘poco’ si no pueden satisfacer a su mujer a través de la penetración. Pero lo que necesitan es entender que hay una gran cantidad de mujeres que no pueden alcanzar el orgasmo a través del sexo normal. Incluya otras técnicas en su repertorio y procure darle placer con más que su falo.

6. Simultáneos ‘juntos’ están sobreestimados. En lugar de apuntar a compartir un solo orgasmo, enfóquese completamente en que la mujer lo necesita primero. Apártese de las posiciones que le resultan más disfrutables y en su lugar haga el amor en formas que sean más placenteras para su señora.

7. Rutina. Sin importar lo fantástico que pueda ser el sexo, no se puede negar que puede volverse aburrido con los años. Hacer el amor en su acto básico es siempre igual, pero el peligro es dejar que se vuelva demasiado rutinario, lo cual puede comenzar a afectar su relación.